“Madre, Virgen, Puta. Las Perversiones Femeninas”

De acuerdo con la tradición psicoanalítica, la perversión es exclusivamente masculina. Sin embargo, partiendo de su vasta experiencia clínica, Estela V. Welldon asegura que las mujeres también desarrollan perversiones que expresan con todo su cuerpo. Compartimos el prólogo de “Madre, Virgen, Puta. Las Perversiones Femeninas”

Prólogo de Juliet Mitchell

Los hombres son considerados perversos y Ias mujeres neuróticas: Welldon ha sido una de las primeras personas -quizá la primera en su campo- en cuestionar la validez de esta afirmación psicológica. Su labor como psiquiatra especializada en perversiones sexuales y sus vínculos profesionales y personales con el movimiento feminista hicieron que comprendiera que esta división, es fruto de una ideología masculina concreta. El modelo establecido para la perversión era masculino e impedía que las mujeres pudieran ser consideradas perversas. La falta de reconocimiento de la perversión femenina ha provocado, que innumerables mujeres hayan experimentado una desesperación casi siempre incomprendida, dejando a sus hijos frente a posibles peligros. En Madre, virgen, puta, Welldon expone su idea de que la psicofisiología femenina ofrece un patrón de la perversión completamente diferente. La perversión de la maternidad ocupa un lugar central en el espectro de la perversión femenina.

El origen de la perversión masculina y femenina puede hallarse en la existencia de una relación madre/hijo o hija perturbada, pero no obstante los objetivos de la consiguiente perversión adulta difieren según los sexos. Las personas de ambos sexos atacan a la madre que abusó de ellos, los ignoró o los sometió a determinadas privaciones, pero las mujeres atacan a una madre que puede estar interiorizada en sus propios cuerpos femeninos o a la que descubren en su propio proceso de madres. Se identifica con la figura odiada, que descansa en su fuero interno o en el bebé, que es una extensión de ella misma, de la misma forma en que la mujer perversa fue una extensión de su propia madre. Por consiguiente, las perversiones típicas de las mujeres implican la automutilación y el abuso de los niños.

Welldon defiende que para poder comprender a la mujer perversa necesitamos tener algún conocimiento sobre su madre y a su vez sobre la madre de ésta. La perversión de la maternidad es el producto final de los abusos en serie y del abandono infantil crónico. La reproducción de la maternidad implica también la reproducción de la maternidad perversa. La mujer adulta dirigirá su temor infantil y su impotencia hacia la dominación cruel -la violencia o el odio contra el más débil- el cliente de la prostituta u el hijo de la madre. Welldion apuesta por una perspectiva que garantice que nadie idealice o denigre la maternidad; las políticas sociales y la interpretación psicológica deberían situarla en el lugar que le corresponde, en el centro mismo de las dificultades humanas: para peor y para mejor. Las posibilidades se amontonan con enorme peso en cualquiera de las dos vertientes de la maternidad que constituye un ámbito en el que puede darse algo maravilloso o la auténtica desesperación; el lugar’de la espontaneidad y del trabajo duro.

Welldon se adentra en el terreno de su tesis de crucial importancia, con gran sensibilidad. La compasión que expresa no es sentimental (con la amoralidad que ello conllevaría) sino que es fruto del esfuerzo, el enorme esfuerzo que supone comprende; a otra persona, ya sea perversa, «normal» o neurótica. Al fin y al cabo, tanto los hombres como las mujeres -entre ellas las feministas radicales- han idealizado incondicionalmente la maternidad. Madre, virgen, puta es una tesis fascinante, que arroja una perspectiva cargada de generosidad sobre las mujeres y los hombres, y constituye, además, un acto de valentía.

Londres, septiembre, 1991


Madre, Virgen, Puta. Las Perversiones Femeninas
Welldon, Estela V.
ISBN: 9789507300752
EDITORIAL: Temas de Hoy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s