Fabiana Tuñez: Una referente histórica del movimiento de género en un gobierno de derecha.

La designación de Tuñez, directora de La Casa del Encuentro, en el Consejo Nacional de las Mujeres abre una discusión dentro del movimiento feminista. Hay quienes ven una oportunidad para profundizar la lucha y hay quienes no le perdonan haber aceptado ser parte de un gobierno que, creen, va a reprimir y negar derechos conquistados a las mujeres y a las minorías sexuales.

Fabiana Tuñez, de 53 años, se define así misma como “una activista por los derechos humanos de las mujeres”. En su CV cuenta haber sido becaria del Departamento de Estado de Estados Unidos para participar del Programa Internacional Mujeres en Acción, ser Personalidad Destacada por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en 2011 y haber recibido el diploma de Honor de la Cámara de Senadores de la Nación, entre otras perlas.

Para tomar el cargo Tuñez abandonará la dirección de La Casa del Encuentro, que dirige desde el año 2003. Allí se realiza asistencia interdisciplinaria gratuita a mujeres en situación de violencia y a familiares y amistades de víctimas. La Casa del Encuentro creó en 2009 el Observatorio de Femicidios y desde allí brinda informes sobre delitos contra las mujeres. Estos datos sobre femicidios suministrados por la ONG fueron hasta este año la única referencia existente. La Casa también tiene programas que lleva adelante en colaboración con organismos públicos y privados, algunos de ellos internacionales, como convenios con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Embajada de Estados Unidos, la Fundación Avon y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, entre otros.

que es el CNM

El Consejo Nacional de las Mujeres debería ser el órgano rector de las políticas de género en la Argentina. Nació en 1992 como espacio gubernamental responsable en el país del cumplimiento de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés). La primera presidenta del CNM fue la dirigente peronista Virginia Franganillo, quien se alejó cuando el ex presidente Carlos Menem dejó en evidencia su alineamiento con el Vaticano. En aquel momento dependía de Presidencia y su titular tenía rango de subsecretaria. Hoy el CNM está dentro del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, con menor jerarquía que cuando se fundó.

“El presupuesto es el que aprobó la gestión saliente”

Apenas asumió Fabiana Tuñez convocó a una reunión al que fueron aproximadamente 60 activistas, periodistas y representantes de organizaciones sociales, políticas y ONGs, en un claro gesto político de diferenciación con la anterior gestión kirchnerista (a cargo de Mariana Gras). Allí Fabiana “pidió paciencia” y “trabajar juntas” para construir un “Consejo de puertas abiertas” a las organizaciones de mujeres. “No va a ser una tarea fácil”, sostuvo Tuñez, quien no evitó hablar sobre el presupuesto asignado, que es ínfimo y “es el que aprobó la gestión saliente”. En 2014 el CNM recibió la asignación presupuestaria de $16.233.262. “Obviamente se necesita más presupuesto” dijo Tuñez.

La contradicción dentro del movimiento feminista

Es indudable que Tuñez goza de la legitimidad y del liderazgo ante el movimiento de mujeres que le confieren los años de lucha, el trabajo del Observatorio y la experiencia en la temática. Sin embargo el movimiento de género a estado históricamente ligado al progresismo o a la izquierda. Su base militante hoy esta siendo tentada a “aprovechar un cargo institucional” aunque esto signifique ser parte de un gobierno de derecha, autoritario, clerical, patriarcal y homofóbico. Esta designación puede desnudar algo que ya muchos venimos denunciando: ser feminista puede convertirse en otro mecanismo de ascenso en la burocracia estatal.

Anuncios

Un comentario en “Fabiana Tuñez: Una referente histórica del movimiento de género en un gobierno de derecha.

  1. Me resulta sorprendente la afirmación final de este artículo. ¿Alguien recuerda quién fue la Presidenta del Consejo durante el período anterior, sus acciones, los avances en derechos de las mujeres que debían estar garantizados por CEDAW y Belem do Pará, su incidencia en todos los ministerios para asegurar paridad, su avance en el debate sobre el aborto? Yo se los digo. Fue una enorme vergüenza, y el feminismo no fue suficientemente crítico con esto porque estuvo amordazado por otros conflictos políticos. Vamos compañeras, el feminismo es una posición política con su propia agenda, no lo fracturemos con comentarios que sólo ponen en acción la competencia partidaria, eso nos empobrece y debilta para las luchas conjuntas. Analicemos la gestión de Fabiana Tuñez como lo que es: un compromiso feminista con las mujeres. Si hubiera querido entrar al funcionariato habría tenido muchos caminos antes. Creo que es una concesión generosa y la apoyo por eso. Y para que no queden dudas suspicaces: no voté a Macri.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s